jueves, 12 de junio de 2008

[[ Un tren abarrotado, un adios]]

El se apresuro a besarla con mas fuerza, el tiempo corría y el tren se iba en cinco minutos. Ella prometió no llorar, así que no lo hizo. Un beso apresurado elimina muchas palabras torpes… hacía frío, los niños corrían y los bancos estaban abarrotados, la estación de tren lucía cual preciosa postal que olvidamos enviar. Que despedida tan perfecta, pensó ella mientras el viento soplaba y se llevaba lejos toda su historia, el tiempo robaba esos últimos instantes. Que erradas son nuestras percepciones, no hay despida ideal, no importa cuanto lo planeemos, cuantos sinónimos utilicemos, es el mismo sentimiento, es el mismo dolor… estaban enamorados, hace mucho planearon una vida que el destino no aprobó… ¿Dónde queda el amor entonces?... Nos gana la patética idea de creer que para que dos personas estén juntas, solo se necesita amor y unas tarjetas de san Valentín de la tienda de la esquina. La realidad es otra, que escupe duramente en esa inocente fantasía de lo que es el amor. Es mucho desgaste el de una despedida… ella finalmente se subió al tren ya cansada de tanta incertidumbre… El no le pediría que se quedara. Subió sin mirar atrás, se sentó hacia la mitad del vagón en el asiento que le correspondía según su ticket. El sentado desde un banco cercano, se despide en silencio… un silencio que por no ser aullado, quedaría para siempre congelado en su alma en el recuerdo de un amor que mas que amor sería tragedia a partir del momento en que el tren avanzara. Que amargura… el había planeado sin decirlo, trabajaría, se casaría con ella y serían felices…. Y cuando se lo iba a contar, ella hablo primero, comentándole que debía partir para no regresar…. El… no dijo nada.

“Todo este tiempo que yo desgaste pensando en nosotros… ¿tu a que jugabas?

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Ejeleeeeeeee Prima Bonitaaa! =)pos que raro tu sorprendiendome con tus dramas! jeje! pero me encanta... Sigue asi bella bella!... pos cuidate y sabes ke cuentas conmigo! aki ta tu raionnn *_____*... XD att: Fercha!

A do outro lado da xanela dijo...

No hay despedidas perfectas... siempre son despedidas, el final de algo, un paréntesis en el mejor de los casos... pero siempre implican terminar algo.

Y no, las postales y tarjetas escritas con la febrilidad de los primeros instantes de separación no son suficientes... siempre se acaban enfriando.

Gran relato. Me ha encantado.

Un besazo

Anónimo dijo...

lo q mas m gusto y pienso que es muy cierto, xq siempre pasa.. es q a pesar de que las personas vivimos haciendo planes, pintando un futuro perfecto kn la persona q keremos nos damos kuenta que al final nosotros no stams en ese futuro preciso d la persona q keremos.. y simplemente se va..
muy lendo tu poema..!!
miLi..!!*

Anónimo dijo...

alexaaaaaaaa..!!!

como siempre te digo, me han gustado todos tus poemas en especial los que muestran la vida como es, es algo duro pero cierto ninguna despedida es perfecta ya que a nadie le gusta despedirce,
me gusto, espero el proximo..

sigue asi..!!!

hernan..

Anónimo dijo...

migaa demasaidoo dios..definivament perfectoo.. hasta m traslad a la escena, lo q sintieron, m gustan mucho tu poema, besooss saludosss

att: kimm -.o

Anónimo dijo...

hola!!
me encanto lo que escribiste, y tienes toda la razon, el amor no es lo que uno cree, y un adios duele mas de lo que uno alcansaria a pensar si uno aun no lo ha vivido.
me encanta, sinceramente, me parece maravilloso.
saludos!!
laura p

Tresístole. dijo...

Me ENCANTA tu blog :)

Tresístole. dijo...

Odio las despedidas :_
Te agrego en los links para irme pasando (con tu permiso)
:) Un besazo!

Gastón Martorelli dijo...

Quizá el destino no sea el responsable de la reprobación a vivir una historia juntos, sino la ausencia de valentía de ambos.
Bienaventurados los que reciben besos que declaran amores eternos y no los que tapan palabras torpes.
Ojalá, en el próximo cuento, los que tomen vida en el relato se digan todo lo que sienten, y sean felices.

Gastón Martorelli dijo...

Muy cierto, si todos supieramos amar, no habría tantos problemas sentimentales.
Pero no hemos dicho nada, sobre si nos ha gustado nuestros relatos. El tuyo me gustó. Sospecho que el mío no te ha gustado, o me equivoco?
Abrazo fuerte.

Gastón Martorelli dijo...

Quedó pendiente la respuesta a tu cuestión, que por las dudas te la recuerdo. Me preguntaste qué me había gustado de tus escritos.

La calidez, la sencillez y la sensibilidad, básicamente. El resto es indiferete, no hace al interés o a la hermosura del texto, aunque es un factor importante.

Te seguiré leyendo, por supuesto. En mi blog hay una nueva historia, espero que te guste.

Abrazo fuerte.
Gastón.

www.el-colectivo-imaginario.blogspot.com

Anónimo dijo...

ui.... one of my favorites...pretty sad though... good byes do suck..