miércoles, 31 de diciembre de 2008

[[Ultimo dos mil ocho]], una carta para el broche de oro]

Querido inquisidor.


Me ha pedido usted que hable, antes de acabar la víspera y así lo hare. Tiene mucha razón, la época nos ha cogido por sorpresa, el mal tiempo de repente se posa sobre nosotros y yo sigo igual de caprichosa. Lo siento pero quiero expresarle mí mas ferviente deseo y afirmación de que no abandonare mi actual oficio de escritor, aunque sea de poca fama y mala paga, es la pasión de la cual se envenenan mis venas, entonces le ruego que desista de sus grandes esfuerzos de encaminarme a otra profesión. Aprovecho la oportunidad para abrir una vieja botella cuya fecha ya ha expedido, pues si señor inquisidor, la vida bohemia me ha atrapado con sus mantos sensuales, seduciéndome hasta el punto de no querer otro amante que ella. Lamento mis fachas de siempre y mi olor a caña barata, cuando se me obliga a presentarme en sus aposentos para grandiosas veladas enmascaradas, aquellas en las que siempre escucho en silencio su gran repertorio de quejas a mi favor, y en las que apuro la bebida aprovechando que usted por mero cliché abre su botella de “Something Special, Scotch Whisky, 1973”, un año bueno para la música mas no para el whisky añadiría yo, no tanto que mientras mis labios comienzan a perder la sensibilidad por el licor, yo me armo de falso valor para contestarle a usted y a sus acompañantes que aun sigo queriendo a mi amor, no importando como ustedes crean que él sea, y cuantos defectos disfruten pincharle. Se alarma usted al saber que tengo mas de un amor, a lo que yo tal vez conteste con el simple hecho de que en la vida son muchos los amantes, pero pocos los amores permitidos. Podría ir a la hoguera por esto, pero me parece señor inquisidor que llego la hora de dejarnos de habladurías de poca monta, le agradecería disminuyera nuestras citas y comenzar así por dejarnos de hipocresías. Le he visto llorar a escondidas y no le he dicho nada a su tribu para que estas sigan a merced de esa imagen fuerte e inquebrantable. No más que de puros roles estamos hechos los plebeyos y los reyes. Agradezco sus pocos detalles, malas contestas y agresiones, espero que pase un feliz dos mil nueve, que tanga paz y tranquilidad para usted y los suyos.

P.D: le apunto una botella de anís para que pase este trago amargo. No podría desperdiciar uno de mis besos en usted.

Suya en ironías,

M.L

11 comentarios:

Laura dijo...

Una entrada muy buena para comenzar el año...

te deseo lo mismo y por qué no, un poquito de amor, del bueno!

(no me había fijado en la ubicación de tu perfil. South of Nowhere... me encanta la serie homónima!)

A do outro lado da xanela dijo...

Comencemos el año con declaraciones de intenciones como estas... poniendo bien claro que seguiremos a delante pase lo que pase y pese a quien le pese...

Un abrazo cargado de energías!

saudade dijo...

Este es el (típico) texto que no deberías perder nunca, enmárcalo, hazle una foto, recórtalo, tatúatelo, pero no lo pierdas.

Un besazo!

Alatriste dijo...

¡Hola amiga!, vine a dejarte mis mejores deseos para el nuevo año. Espero que hayas pasado unas fiestas estupendas y que ahora los Reyes se porten muy bien contigo. Como has sido buena, seguro que te traen muchos regalitos. Je, je, je.
Decirte también que fue una suerte para mí encontrar tus palabras en el 2.008 y que es un placer leerte. Así que no te vas a librar de mí en el futuro. Je, je, je.
Un beso muy fuerte, cuídate mucho y que te vaya bonito. Hasta pronto.

AnaBosch dijo...

y termino
y nos dejo tus letras

aLba dijo...

me ha encantado la ultima frase!
no podria desperdiciar uno de mis besos en ti .....
buaa que chula :p
un saludo . y cuidate

Angelusa dijo...

Qué buena carta, Maalexandra, me ha encantado. Forndo y forma, perfectos.

Un beso, Cuídate.

Prado dijo...

ídem.

Saludos.

Mariana Alvez Guerra dijo...

Simplemente excelente, si esto esta dirigido a alguien en particular, no sabe con quien se ha metido, jaja. No debemos permitir que los demas lo juzguen, lo haran de todas maneras, la sabiduria es no escuchar sus palabras, asi como Orfeo tapo el canto de las sirenas con su propia musica.

http://gymbrainstorming.blogspot.com/

amor dijo...

malexandra, lo suyo es seducir al inquisidor y que ya entonces no pueda decirte nada

algo de humanidad han de tener muy al fondo, hay que despertárselo

mi beso, humano

s

Anónimo dijo...

wooo!!! me encanta...
ta weno··
"muchos amants y pocos los amores permitidos.."
vela..
muy bueno bella..


miLi..!!